Card front

Escucho mi voz interior

1h 15m
1 – 30
Reconocer elementos que limitan y potencian nuestro empoderamiento.
Sensibilizar
Exigibilidad: Empoderamiento, Autoestima
Desarrollo
Presencial: Aula; A distancia: Autotutorado, Tutorado; Semipresencial
Trabajo en grupos, Trabajo personal
Adolescentes, Adultos, Adultos mayores
Card back
  • Vincular con la experiencia45
  • Reflexionar10
  • Integrar conocimientos20
  • Termómetro de la autoconfianza
  • Creencias y realidades
    • Lápices o esferos
      Vincular con la experiencia
      45 mins
      1. Señale que a continuación trabajaremos sobre la autoconfianza y el papel de las creencias en nuestro empoderamiento.

      2. Pregunte:

        • ¿Qué entienden por autoconfianza?
        • ¿Qué entienden por empoderamiento?

        Dé lugar para que algunas personas de forma voluntaria respondan y tome nota en un papelógrafo o pizarra de los términos usados para definir estos dos conceptos.

      3. Entregue a cada participante una copia del recurso didáctico Creencias y realidades y solicite que piensen en sí mismos/as y en algunas de sus posibles limitaciones y a partir de ello completen las frases. Por ejemplo: "Simplemente no tengo habilidad para... triunfar".  Al final se ha dejado un espacio para poner cualquier otra frase con la que las personas se identifiquen. No es necesario que llenen todas pero sí al menos dos. Tenga en cuenta que la segunda parte de este recurso la completará más adelante.

        • Realizado esto, entregue a cada participante una copia del recurso Termómetro de la autoconfianza y solicíteles que marquen el nivel en el que actualmente consideran que está su autoconfianza.

        • Precise que:
          El concepto "creencia" está relacionado con "idea o pensamiento que se asume como cierto".

          • Las creencias pueden ser ideas que responden a una certeza que tenemos sobre algo (o algo que hemos comprobado) pero también pueden ser el producto de ideas preconcebidas (paradigmas o conjeturas), o lo que es lo mismo imágenes erróneas o inexactas de acontecimientos de nuestra vida y del poder que tenemos para cambiarlos.
          • Existen distintos tipos de creencias, sin embargo estas que hemos señalado hace un momento suelen ser el producto de experiencias de nuestra infancia o se basan en generalizaciones que provienen de experiencias no gratas o dolorosas, propias o cercanas. Por ejemplo cuando a una niña o niño se le critica frecuentemente desarrolla un bajo nivel de autoconfianza o desarrolla creencias negativas hacia sus habilidades.
        • Señale que un aspecto positivo de las creencias es que se pueden modificar y para ello es posible intentar algunos pasos.

          • Primero: identificarlas (es lo que ya hicimos al escribirlas o completar las frases).
          • Segundo: preguntarnos si esta idea o creencia sobre mí mismo/a ¿limita o promueve y fortalece mis habilidades y mis capacidades?
          • Si limita mis habilidades y capacidades, ¿cómo me siento con ello? ¿Esa sensación es positiva o negativa?

          Permita que por un minuto y de manera individual que las personas participantes observen sus creencias y reflexiones sobre esto. Si alguien voluntariamente quisiera comentar también puede hacerlo.

          Tercero: identificar cuánto de imaginario (conjetura) o cuánto de realidad tienen estas creencias. Para eso solicite que por ejemplo se planteen las siguientes preguntas:

          • ¿Qué he hecho para comprobar que esta idea en realidad es una verdad absoluta?
          • ¿Es posible que una experiencia anterior poco grata me haya hecho sentir de una forma que preferí no volver a correr el riesgo de sentirme así nuevamente?
          • ¿Realmente no tengo ningún poder para cambiar esta idea?

          Dé a las y los participantes un minuto entre cada pregunta para que hagan un análisis de estos aspectos planteados.

          Cuarto: construir una nueva creencia (este paso es muy importante).

          Por ejemplo:

          • Si creo que: "Es muy difícil, no se puede conseguir/No lo puedo hacer"; tal vez pueda intentar reformular mi creencia de la siguiente forma: "Lo puedo conseguir si me preparo mejor y persevero".
          • Si creo que: "Soy mala persona por no haber comprado los víveres para mi casa", tal vez pueda reformularla por: "Me olvidé, eso no me hace mala persona, además puedo aprender de mis errores".
          • Si creo que: "No soy nadie sin mi pareja" puedo reformularla por: "Mi pareja es importante para mí pero él/ella no define quién soy y lo que valgo".

          Con estos ejemplos invite a las personas participantes a reescribir sus creencias en el espacio libre que encuentra en cada una de las frases que escribieron anteriormente.

        • Invíteles a pensar qué tan fácil o difícil fue reescribir sus creencias y permita que algunas personas hagan comentarios si quieren hacerlos.

          Enseguida indíqueles que reformular nuestras creencias no es fácil y tampoco es fácil cambiar nuestros comportamientos sobre dichas creencias a futuro, pero podemos empezar por identificar qué cualidades, fortalezas o habilidades tenemos para que esa nueva creencia se convierta en realidad.

          Invíteles a escribir algunas de sus cualidades o habilidades en los 3 recuadros vacíos de cada creencia reformulada.

        • Para terminar invíteles a observar nuevamente su termómetro de la autoconfianza y solicite que hagan una nueva marca en él si creen que su nivel se ha modificado.

        Reflexionar
        10 mins
        1. En plenaria pregunte:

          • ¿Cómo se sintieron realizando esta actividad?
          • ¿Qué conclusiones pueden sacar de esta actividad?
        Integrar conocimientos
        20 mins
        1. Precise que:

          • La autoconfianza se refiere al grado de confianza que tenemos en quienes somos y lo que sabemos hacer.
          • Es el sentimiento basado en la fuerte conciencia del propio poder para afrontar las posibles dificultades.
          • Está muy relacionada con la autoestima (valoración de sí mismos/as), es decir a mayor valoración positiva de sí, mayor autoconfianza en los que somos o hacemos.
          • Nuestar autoestima y nuestra autoconfianza están muy relacionadas con las experiencias que hemos tenido. Sus efectos positivos o negativos pueden marcar nuestras creencias y nuestros comportamientos actuales.
          • Estas creencias pueden afectar negativamente la forma como tomamos decisiones y nos responsabilizamos de las mismas, es decir puede afectar nuestro grado de empoderamiento que es la destreza para desarrollar nuestras capacidades y habilidades.
          • Para modificar estas creencias que limitan nuestras capacidades es importante reconocer si detrás de ellas estamos:
            • Albergando sentimientos de culpa.
            • Cayendo en pensamientos irreversibles, por ejemplo: "me olvidé de presentar los documentos para la beca, perdí mi oportunidad para siempre".
            • Desarrollando solo generalizaciones por ejemplo "X persona no me escucha, a nadie le importo".
            • Teniendo pensamientos en blanco y negro: "Si él/ella no está conmigo para qué vivir".
        2. Señale que el empoderamiento implica:

          • Tomar conciencia de las condiciones de desigualdad que existen en nuestras sociedades y la necesidad de
            incidir mediante nuestra participación para transformarlas.
            • Desarrollar habilidades y capacidades individuales y colectivas para tomar decisiones en las cuestiones que
            afectan nuestra vida.
            • Ser parte de los espacios de toma de decisión es decir, aportar al desarrollo integral de nuestras comunidades o grupos (empoderamiento social).